fbpx

¿Viajar sola o en grupo?

 

En los viajes que he realizado en mi corta y divertida vida, he optado por organizarlos yo misma y viajar máximo con 2 personas más. Esto me permite tener mayor libertad al momento de viajar y con la opción de tener compañía para compartir todas las aventuras, posibilidad de conocer más personas y de ir fluyendo con el viaje. Por otro lado veía los viajes grupales como un recorrido impuesto, rígido y cronometrado; razones por las cuales nunca había tomado esta opción; sin embargo, por primera vez en mi vida he decidido probar y tomar la opción de un viaje grupal para recorrer Bolivia y Perú; así confirmaría mis teorías o las derrumbaría por completo. Siempre he creído que para adoptar una teoría primero debo vivirla y comprobarla.

Hoy después de casi un mes de viajar en grupo, mientras vuelo de regreso de Lima a Bogotá escribo estas palabras y así les doy la bienvenida a las historias de viaje por 2 países que me han robado el aliento y a una experiencia que por fortuna derribó mis teorías sobre los viajes grupales.

Salar de Uyuni, Bolivia

Las almas viajeras se encuentran y aquí fuimos 20 las que nos encontramos y nos volvimos familia, amantes de descubrir lugares, de caminar montañas, de llegar juntos a la cima y celebrarlo, de buscar las estrellas y la vía láctea en la noche, de ver nacer la luz con el amanecer, sorprendernos juntos y abrazarnos por este encuentro, de retarnos a llegar más alto, de hacer un trekking más largo, de tomar el camino más difícil, de encontrar la laguna escondida entre picos nevados y paisajes surrealistas y así transcurrieron nuestros días, hasta que sin pensarlo habíamos logrado todos los retos que veíamos tan imposibles al inicio.

Laguna Humantay, Perú

Viajar en grupo ha sido toda una sorpresa, un conjunto de emociones y de ir  descubriendo el mundo de cada uno. De descubrir que el arcoíris también se ve en las sonrisas de las personas y que cuando  se lo encuentran se iluminan, de hacer que lo importante para los demás viajeros sea también importante para mí, de buscar la foto perfecta, la foto soñada y la foto en la que todos estemos porque queremos ese momento inmortalizado, de que somos más los que disfrutamos correr bajo la lluvia y saltar sobre los charcos; así fue mi experiencia de viaje en grupo.

Machu Picchu, Perú

Ahora serán ustedes los que hagan este recorrido, yo lo reviviré mientras les escribo estas letras y escojo las fotografías; tan solo deseo que  una de estas semillas crezca en ustedes y lleguen alguna vez a uno de estos lugares y así recuerden este momento; el origen y descubran también cosas nuevas, derriben o adopten nuevas teorías  y se atrevan a salir a explorar como niños aventureros.

Cementerio de trenes, Bolivia

A veces hay que olvidarse de idealizar momentos, lugares, personas y lanzarse más bien a vivir, les aseguro que la realidad les sorprenderá.

(En las próximas ediciones el detalle de la historia de cada uno de estos lugares mágicos)

Dedicado a las 20 almas viajeras con quienes compartí esta gran aventura; por encontrarnos y por ser ahora una familia.

Fotografías cortesía grupo de viaje y Juanito viajero

 

@Bihigueraviajera

ARTÍCULOS RECIENTES

BI HIGUERA VIAJERA

0 comentarios

  1. Excelente descripción. Te felicito. Como retrato tu experiencia. Viajé con Juanito y sentí la misma conexión que tú.
    Abrazo desde Bogotá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishSpanish