fbpx

Me encontré de frente con uno de los misterios más grandes de las civilizaciones precolombinas: El Parque Arqueológico de San Agustín, Huila; declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1995, el cual tiene un área aproximada de 50 km2; en donde se han hecho hallazgos que nos remontan a una cultura que habitó estas tierras desde la etapa Arcaica; años entre el 3000 – 1000 a.C. Todo esto, hace que este lugar sea la necrópolis  de mayor extensión a nivel mundial y que este ubicado en el puesto #3, entre las 7 maravillas de Colombia.

El lugar no solo impacta por la historia precolombina; también es de resaltar que en esta zona del macizo colombiano, se despliegan las 3 cordilleras que recorren nuestro país y como si fuera poco, aquí también se encuentra la laguna de Magdalena, que es exactamente donde nace el Rio Magdalena. Un paso de agua de tan solo 3 metros de ancho conocido como el estrecho;  que después se convierte en el rio más importante de Colombia, hasta llegar a un punto que es tan ancho que no se ve su otra orilla.

Estrecho del Magdalena

Siempre me pregunto: ¿Cómo es posible que en tantos lugares del mundo y de culturas tan diferentes tuvieran tanta similitud en sus construcciones, obras artísticas  y desarrollaran diseños y técnicas tan parecidas, si no tenía comunicación entre ellos? Esperaba encontrar alguna pista o respuesta en este lugar, pero al contrario quedé aún más asombrada cuando pude estar ahí en frente y dimensionar el tamaño de estas figuras en piedra tallada, lo perfectas y pulidas que eran, los detalles que lograron y la historia que cada una de estas cuenta; como si quisieran dejar un mensaje inscrito para la eternidad.  Todo un enigma que hace que esta zona tenga su encanto y que se respire un aire de querer descubrir. 

Caminar entre el bosque de las estatuas es como adentrarse en otra cultura; recorrer un camino ondulado en el que se van encontrando una a una cada figura en piedra, con tanto detalle tatuado en ellas que podrían ser las pistas para un tesoro escondido y a medida que se avanza entre ramas, árboles y tierra, el misterio se hace aún más latente. ¿Será que el tesoro escondido es la información que estas culturas tenían y que hoy nosotros desconocemos?

Una vez terminado este viaje a San Agustín, Huila;  donde pude comparar con todos los recuerdos de otros lugares del mundo donde he visto construcciones y arte indígena, no puedo dejar de preguntarme: 

¿Qué nos hace pensar que el mundo como lo conocemos hoy, o que la historia como nos la han enseñado es la realidad?

Datos de interés:

Desde el parque arqueológico también se tiene una vista hermosa de verdes montañas y la tranquilidad está inmersa en cada rincón del recorrido.

El municipio de San Agustín es también encantador, sus casas típicas, su gente amable y por el turismo extranjero se encuentran diferentes ofertas en gastronomía y alojamiento. Adicionalmente en las cercanías hay muchos planes para hacer y lugares por visitar donde se pueden encontrar en el camino más piezas arqueológicas:

  • El Tablón: Casa típica de madera y barro. Museo.
  • La Chaquira: Recorrido por el cañón del Magdalena para encontrar más figuras entre ellas la diosa de la Chaquira.
  • El cerro de la pelota
  • El desierto de la Tatacoa : Ideal para pasar una noche bajo las estrellas
  • La calle de la locería: Para descubrir la arquitectura original del pueblo.