fbpx

Alguna vez se han preguntado: ¿Cómo fueron los pueblos de  nuestros antepasados? ¿Cómo sería la vida sin carros, motos, sin las avenidas o calles que hoy  dia conocemos?

Devolverse en el tiempo es posible, si viaja a Puerto Nariño, Amazonas. Un pueblo  rodeado de espesa selva verde y sin tan solo 1 vehículo transitando. Sus calles son 100% peatonales.

PUERTO NARIÑO AMAZONAS

Ya han pasado  dos dias desde que partimos de Leticia, Amazonas,  navegando en el Hipimovil. A paso lento vivimos un recorrido  lleno de aventuras, compartiendo con las comunidades indígenas y con toda la vida que tiene el rio, la selva y asi, mientras transcurre el tiempo despacio, soñaba con  algún dia escribir historias de viajes para almas viajeras, que como yo quieren descubrir el mundo  y mientras tanto, en el camino, ir descubriendo quienes somos. (Sueña)

El capitán Cristian de pronto disminuyó aún más la velocidad, se paró a un borde del hipimovil y empezó a silvar, como haciendo un llamado a la selva. No sabiamos que pasaba, talvéz recogeríamos algún campesino para que nos vaya contando historias y leyendas; pensé. Cristian seguia silvando, esta vez mas fuerte. Asi que me levanté de la hamaca y  fijé la mirada hacia donde el dirijía el silvido. Vi que algo se movía  y que venia volando, a medida que se acercaba se hacia mas grande hasta que aterrizó en el hipimovil. Les presento a Lola, dijo el capitán.  Una guacamaya azul con amarillo encendido  que fue rescatada del tráfico de animales y que ahora volaba libre por su selva, pero que cuando escuchaba el llamado del capitán, salia desde donde estuviera para saludarle, como dándole las gracias por su rescate. Aún con su terrible vivencia con los humanos, se acercó a nosotros  y nos acompañó un buen rato, hasta que decidió regresar a la selva. (Explora)

AMAZONAS

Dos dias navegando nos ha llevado finalmente hasta Puerto Nariño. Un pueblo colorido y pintoresco donde el único medio de transporte son las piernas de cada uno, un lugar donde no se genera polución, CO2, donde el medio ambiente si importa, por eso su única via de acceso es a través del rio.

VISTA PUERTO NARIÑO AMAZONAS

Las casas del pueblo las encontramos vestidas de la bandera tricolor. Colombia, lo llevan en el corazón.

Recorrer su pequeñas calles   caminando es  encantador  y para disfrutar de este recorrido qué mejor que ir probando  los helados de diferentes  frutas exóticas de la selva; vendidos en las tiendas que estan en el interior de las casas de algunos de  sus habitantes.

En Puerto Nariño resalta por su altura un mirador al que se puede acceder facilmente. Desde allí ver al finalizar el dia el sol que cae sobre el rio, un espejo que refleja todo el colorido del cielo y la neblina entrelazada en los arboles verdes de esta espesa selva, es un evento natural que deja  asombrado   a cualquiera. La grandeza de la tierra que rodea este lugar  y la inmensidad del rio  roban el aliento una y otra vez. (Descubre)

Para nuestra fortuna, ese dia estaban en el ensayo de un desfile que se realizaría en el pueblo, asi  que la banda infantil, recorría las angostas calles  formados de a 2 y tocando sus instrumentos  musicales, mientras las niñas  con sus faldas largas y coloridas como de cumbia, danzaban  y hacian hondas en sus vestidos jugando con el viento.

Para muchos,  el plan de navegar el rio Amazonas en el hipimovil puede ser una aventura de locos, otros pensarán: eso jamás lo haré. Para estas personas y para quienes si nos atrevemos, dejo aquí una de mis frases preferidas:

“Dentro de 20 años te arrepentirás más de las cosas que no hiciste que de las que sí llegaste a hacer. Así que suelta amarras. Sal a todo trapo de la seguridad de esta bahía. Hincha tus velas con vientos de cambio, EXPLORA, SUEÑA, DESCUBRE” – Mark Twain.

No importa el orden de las palabras, que estas  sean la inspiración para vivir la aventura que llega.

Datos importantes:

Plan en el Hipimovil y hospedaje en hipilandia:

www. Hipilandia.com