Buceo en Isla Gorgona

La mente es la loca de mi casa

Tomamos la lancha desde el Poblado hasta el Recinto del Horno, donde haríamos nuestra primera inmersión.

El poblado

Empezamos a descender en el mar y mi mente y yo estábamos concentradas en la respiración y en ecualizar los oídos por la presión; así que no nos dimos cuenta hasta donde habíamos llegado hasta que con mis aletas toque la arena, lo logré, pensé con emoción mientras miraba hacia la luz que se veía muy lejana desde abajo. Ahí recordé una de las reglas de oro del buceo: se debe subir lo más despacio posible para no tener ninguna clase de complicaciones.

Inicio inmersión

Empezamos a nadar mi mente y yo, todo iba perfecto por unos segundos más, cuando de un momento a otro ésta loca con la que nadaba empezó a los gritos en mi cabeza: Bibiana tienes que salir de acá YA, rápido, rápido que necesito respirar por la nariz, tengo la boca seca, me va a dar tos, nos vamos a ahogar, necesito salir, necesito saliiiiiir y se hacía cada vez más gritona.

Yo miré hacia arriba y vi la luz muy lejos, otra vez vino a mí la regla de oro. Empecé a hacer un cálculo de tiempo para salir, era mucho, al mismo tiempo mi mente gritando: presiona el botón rojo, aire para el chaleco y salimos de aquí rápido; insistía en salir como fuera.

Mi corazón empezó a acelerarse, mi respiración ya estaba agitada, las burbujas salían más rápido por el respirador; le había entregado el control a esta loca gritona que habita en mí.

Buceo a 11 mts de profundidad

Estaba aturdida, entonces recapacité y decidí tomar el control de la situación: Bucear es algo que soñaba hacer, estoy aquí y lo voy hacer, me dije, así que respira y cálmate.

A mi mente, aún gritona le dije: Entiendo, este es un lugar completamente nuevo, pero no nos vamos a asustar, lo vamos a vivir de la mejor manera, lo vamos a disfrutar, ah! mira un pez grande de colores vistosos… y justo ahí  se entretuvo, se calmó y me dejó descubrir este nuevo mundo que aún me tiene sorprendida.

Después de vivir este episodio en buceo, me pregunto: ¿Cuántas veces le dejamos a nuestra mente loca que controle las situaciones y nos saque rápido de las profundidades de nuevos mundos y experiencias?

Buceo Isla Gorgona

Bi Higuera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close